Category: Desatar Fe

agosto 26th, 2018 by aga19682908

“…Y así por causa de la tradición anulan ustedes la Palabra de Dios”
(Mateo 15:6 NVI)

Cáncer, enfermedades del corazón, esclerosis múltiple. Cuando pensamos en enfermedades mortales, esos son los nombres que vienen a la mente. Pero la verdad es que en la Iglesia de hoy existe una asesina suelta, la cual es más mortífera que cualquiera de esas enfermedades. Ha destruido más vidas de lo que cualquiera de nosotros se pueda imaginar. Es la tradición. Las tradiciones le roban a los creyentes la sanidad y el poder de las promesas de Dios. A continuación listo tres de las que debes cuidarte:

  1. La tradición que dice que no es siempre la voluntad de Dios sanarte. ¡La voluntad de Dios es sanarte! Lo dice en Su Palabra. Si no lo crees, no podrás orar creyendo que la recibirás en fe. Serías como el agricultor que se sienta en su pórtico y dice: “Creo en las cosechas, pero no voy a sembrar ninguna semilla este año. Simplemente creeré, y si es la voluntad de Dios, mi cosecha vendrá”. Ese agricultor nunca verá su cosecha. La fe es la semilla de la sanidad; si no la siembras, no crecerá. Una oración por sanidad que incluye las palabras: “si es tu voluntad”, no producirá cosecha alguna. Debes saber, sin lugar a dudas, que la sanidad es siempre la voluntad de Dios para ti.
  2. Otra tradición que oímos es aquella que dice que la sanidad ya pasó, que no es para este tiempo y que Dios ya no obra milagros. Pero, en la Palabra de Dios comprobamos que eso no es cierto. En Éxodo 15:26, Dios dijo: …”Yo soy el Señor, tu sanador”. Dios también nos dice que Él no cambia (Malaquías 3:6). Él nunca ha cambiado desde el comienzo de los tiempos. Para que la sanidad deje de ser, Dios tendría que dejar de existir, y eso no forma parte de Sus planes.
  3. La tercera tradición peligrosa es aquella que dice que “Dios se glorifica cuando los cristianos están enfermos”. Esa tradición viola totalmente la Palabra de Dios. La Biblia dice que la gente le dio la gloria a Dios cuando vieron a los paralíticos caminar y a los ciegos ver. Dios recibe la gloria cuando recibes tu sanidad, ¡no por tu padecimiento!

El mundo está buscando una manera de escapar de las enfermedades y las dolencias… no una manera de encontrarlas. Acabemos con esas tradiciones y libremos a un mundo herido de la asesina más peligrosa.

Lectura bíblica: Marcos 2:1-12

 

Posted in Desatar Fe

agosto 18th, 2018 by aga19682908

“Hijitos, ustedes son de Dios, y han vencido a esos falsos profetas,

porque mayor es el que está en ustedes que el que está en el mundo”
(1 Juan 4:4)

 

“Dadas las circunstancias”… ¿alguna vez has usado esa frase? “Estoy bien, dadas las circunstancias”.

De haberlo hecho, te pido que hagas desaparecer de tu vocabulario esas palabras,  porque como hijo victorioso de Dios, no debes vivir abrumado por las circunstancias. No hay razón alguna para dejar que las dificultades y las circunstancias dicten tu vida.

Hace dos mil años, Jesucristo―el que vive en ti―saqueó el reino de Satanás. Mediante Su muerte en el Calvario, entró legalmente a las regiones de los condenados y despojó a Satanás de todo. Destrozó su armadura y tomó las llaves de la muerte y del infierno. Cristo ató al hombre fuerte y saqueó su reino. En el libro de Colosenses, leemos que despojó a los principados y a las potestades, y los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos.

Luego, Jesús se dio la vuelta y te entregó esa victoria.  eres de Dios. ¡Recuérdalo! Por medio de Jesucristo has vencido, porque Él vive en ti. Así que ya no es necesario que vuelvas a vivir “bajo las circunstancias”.

Lectura bíblica: Colosenses 1:9-15

Posted in Desatar Fe

marzo 14th, 2018 by aga19682908

 “Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor”. (Efesios 5.17)

Según el Apóstol Pablo deberíamos ser entendidos de cuál es la voluntad de Dios, es decir, un hijo de Dios debería saber cuál es la voluntad de Dios para su vida en todo momento. Jesús dijo: “mis ovejas escuchan mi voz y me siguen” (Juan 10:27). Fíjese que dice que le siguen y no solamente que escuchan su voz.

Lamentablemente, en mi experiencia y trato con las persona, me doy cuenta que muchos cristianos al ser enseñados por las verdades fundamentales de las escrituras, suelen responder que este asunto aun no lo entienden muy bien, cuando en realidad lo que están queriendo decir es que no aceptan dichas verdades.

La voluntad de Dios es y está en su Palabra. Cuando ella es expuesta, simplemente es fácil de entender pero difícil de aceptar. El principio del Reino que afirma la importancia del perdón es fácil de entender y difícil de aceptar y/o obedecer (Lc.6:37). Si acepto la verdad simplemente la obedezco y los resultados de mi obediencia es la bendición. Es más, si simplemente obedezco y no entiendo, aun así recibiré la bendición de Dios.

A veces tengo la impresión de que muchos cristianos viven un cristianismo romántico. Están solo interesados en emocionarse con las verdades del evangelio y corren tras de ellas. Les encanta engordar sus intelectos con dichas verdades e incluso defenderlas a capa y espada. Logran incluso cautivar a otros con su elocuencia pero sus hechos hablan más alto de lo que dicen y enseñan y aunque “tienen apariencia de espirituales, pero niegan la eficacia de esta, ya que no la viven ni la experimentan” (2Tim.3:5.)

La voluntad de Dios solo es comprobada cuando es puesta en práctica y es en la obediencia a la verdad donde está la bendición. Hasta que esto no se produzca en tu vida no entenderás nada, y cuando venga las dificultades tus cimientos se tambalearan y tu vida se vendrá abajo. (Mat.7:24)

Ponte manos a la obra y comprueba las riquezas y las bendiciones que hay detrás de cada verdad espiritual, poniéndola en práctica en tu vida. Edifica en tu vida oro, plata, piedras preciosas (que son nuestras acciones) para que cuando ésta sea probada con fuego, y que tarde o temprano lo será, permanezca firme y no caiga.(1 Cor.3:12-15)

“…transforme su vida con una nueva manera de pensar. Así podrán entender y aceptar lo que Dios quiere para ustedes y también lo que es bueno, perfecto y agradable a él” (Romanos 12:2 PDT)

 

 

 

 

Posted in Desatar Fe

marzo 7th, 2018 by aga19682908

“Y no adopten las costumbres de este mundo, sino transfórmense por medio de la renovación de su mente…”. (Romanos 12:2)

Por dentro, eres perfecto —nacido de nuevo y hecho a la imagen de Jesús mismo—. Pero, por fuera, ¿te sientes frustrado de no poder alcanzar esa perfección por más que lo intentas? ¿Hay una solución? Sí. La clave es la renovación de tu mente.

Romanos 12:2 nos dice que si renuevas tu mente, podrás ser verdaderamente transformado. La palabra “transformando” se traduce de la misma palabra griega de la cual se deriva el término metamorfosis. Y la vemos en otras dos ocasiones en las Escrituras. Una de ellas fue cuando Jesús se transfiguró en el monte mientras hablaba con Moisés y Elías. La otra se encuentra en 2 Corintios 3:18, donde dice: “Somos como un espejo que refleja la grandeza del Señor, quien cambia nuestra vida. Gracias a la acción de su Espíritu en nosotros, cada vez nos parecemos más a él” (TLA).

Cambiadotransformado¡transfigurado! Son palabras poderosas que inspiran, emocionan y describen lo que sucede cuando uno contempla al Señor en la Palabra y en oración. A medida que inviertes tiempo en renovar tu mente, tu ser exterior será transformado de la misma manera que la oruga se transforma en mariposa. En lugar de conformarte a la imagen del mundo, empezarás a conformarte a la imagen del espíritu nacido de nuevo, el cual ha sido recreado en justicia y en la santidad de la verdad.

Separa tiempo para apartarte del mundo y estudiar la Palabra de Dios. Medita en ella, y deja que te transforme de adentro hacia afuera. Transfórmate por medio de la renovación de tu mente y ¡libera la hermosa mariposa espiritual que vive en ti!

Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor. (2 Corintios 3:18 RV)

Posted in Desatar Fe

marzo 4th, 2018 by aga19682908

“… ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque
a los escuadrones del Dios viviente?”
(1 Samuel 17:26)

Quizás estés enfrentado a un gigante. Tal vez sea una enfermedad, un fracaso, escasez financiera o algún otro tipo de problema. Pero no dejes que ese gigante te asuste. Tú tienes un arma secreta. Es la misma que una vez convirtió a un pastorcillo en un campeón vencedor de osos, leones y gigantes. El arma no es nada menos que un pacto de sangre con el Dios Todopoderoso.

En los días de David, la circuncisión era la evidencia de ese pacto. Por eso, cuando David dijo que Goliat era un filisteo incircunciso, él estaba diciendo: “Este hombre podrá ser un gigante y podrá ser muy fuerte; pero no tiene ningún pacto con Dios, y por eso lo venceré”.

Al igual que David, tú también tienes un pacto. Pero el tuyo es mejor. El pacto que David tenía otorgaba bendiciones en abundancia a quienes lo guardaban; sin embargo, también incluía maldiciones para aquellos que no lo hacían.

Tu pacto ha cambiado. Tu pacto es el Nuevo Pacto que Jesús compró con Su propia sangre, y no depende de lo que tú hagas, ni de tus propias fuerzas. Sólo depende de Él y de lo que Él ya ha hecho. ¡Él ya lo hizo todo! Lo único que debes hacer es creerlo, y recibirlo.

Lee Deuteronomio 28:16-68 en este instante. Allí encontrarás la lista de todas las maldiciones de las que Cristo te ha librado. Es más, podríamos llamarla “la lista de los gigantes que Jesús venció por ti”. La misma incluye toda maquinación que el diablo pueda alguna vez utilizar en tu contra.

Léela, y regocíjate. ¡La lista incluye todas las cosas de las que Dios ya te ha sanado y de las que te ha librado!

No dejes que ningún gigante te intimide. Tú tienes un pacto de sangre con el Dios todopoderoso, y no hay ninguna situación “incircuncisa” sobre la faz de la Tierra que pueda quitarte la victoria.

Lectura bíblica: Gálatas 3:13-29

Posted in Desatar Fe

marzo 2nd, 2018 by aga19682908
“Nosotros tenemos la mente de Cristo”
1 Cor.2:16
Como creyentes necesitamos saber qué es el alma. El alma se compone de mente, la voluntad y las emociones. Debido a que está saturada por el ego puede y debe ser purificada y sometida a Dios.
Nuestra boca expresa lo que pensamos, sentimos y queremos, no necesariamente lo que Dios piensa, siente y quiere. Ahora cuando mi mente es purificada, puede ser entrenada para dar cabida a los pensamientos, deseos y sentimientos de Dios, y llegamos a ser ¡Interpretes de Dios!
Cuando la Palabra de Dios dice que tenemos la mente de Cristo, quiere decir que tenemos su mente, sus sentimientos y propósito de Su corazón en mi interior. Los tenemos en nosotros, pero el alma sin crucficar, o no sometida a Dios los bloquea e impiden que se hagan realidad en nosotros. Existe una lucha constante entre la carne y el espíritu.
En conjunto, el cuerpo y el alma, constituye lo que la Biblia llama “la carne”.
Nosotros tenemos nuestros propios pensamientos, pero Dios desea usar mi mente para pensar a traves de ella. El ser humano quiere hacer lo que desea, pero finalmente sus pensamientos llegarán a ser los de Dios si se somete a la direccion y autoridad del Espíritu Santo. El hombre y la mujer viven la vida en gran parte de acuerdo a sus sentimientos, los cuales parece ser el enemigo numero uno del creyente. Los sentimientos se pueden someter a Dios pero esto implica un proceso que me exige tiempo y trabajo.
Mi carne (cuerpo y alma) y mi espiritu se expresan a traves de mi boca. Podemos utilizarla para hablar la Palabra de Dios, o puede ser un instrumento par expresar la obra del diablo.Yo no creo que ningun creyente quiera ser utilizado como interprete del diablo, pero en realidad muchos lo son.
Lee Proverbios 18:21.
Mi boca puede ser utilizada para bendecir o para destruir mi vida y la de otros.

Posted in Desatar Fe

diciembre 1st, 2017 by aga19682908

Permítame hacer algunas declaraciones a su vida: 

Declaro que usted es bendecido con la sabiduría sobrenatural de Dios, y que tiene una dirección clara para su vida.

Declaro que es bendecido con creatividad, con valentía, con habilidad y con abundancia. 

Declaro que es bendecido con una voluntad fuerte y con autocontrol y disciplina propia. 

Declaro que es bendecido con una magnífica familia, con buenas amistades, con buena salud y con fe, con favor, con satisfacción y realización. 

Declaro que es bendecido con éxito, con fuerza sobrenatural, con ascensos y con protección divina.

Declaro que es bendecido con un corazón obediente y con una actitud positiva de la vida. 

Declaro que cualquier maldición que jamás se haya hablado sobre usted, cualquier palabra mala o negativa dicha en contra suya, será rota ahora mismo. 

Declaro que es bendecido en la ciudad; es bendecido en el campo; es bendecido cuando entra; es bendecido cuando sale. 

Declaro que todo lo que hagan sus manos prosperará y saldrá bien. 

¡Declaro que es bendecido!

Posted in Desatar Fe

noviembre 26th, 2017 by aga19682908

Porque el ocuparse de la carne es muerte; pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.

(Romanos 8: 6)

 

Si te dieran la posibilidad de elegir entre la vida y la muerte, ¿cuál elegiría? La respuesta parece obvia. Pero, en realidad, no lo es.

Verás, la elección de la muerte no significa necesariamente que saltes desde el acantilado más cercano. Es mucho más sutil que eso.

La Biblia dice que la muerte está en ocuparse de las cosas de la carne, es cuando te enredas en el presente reino terrenal. La Biblia también nos dice lo que es la vida. “Hijo mío, está atento a mis palabras”, dice Proverbios 4: 20-22: “… porque son vida!”

Ser mundanos es muerte. El ocuparse de la Palabra de Dios es la vida.

En Lucas 10, hay una historia que ilustra este principio muy bien. Es la historia de María y Marta. Es probable que la recuerdes. María estaba sentada a los pies de Jesús escuchando sus Palabras mientras Marta estaba ocupada en la cocina preparando la comida para todos.

Finalmente Marta no pudo soportarlo más. Ella se acercó a Jesús y le dijo: “Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con todo el trabajo? Dile que me ayude!” Jesús respondió: “Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas, pero una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada” (Lucas 10: 41-42).

María había puesto a un lado todo lo demás, para que pudiera escuchar la Palabra. Pero Marta había dejado que el negocio aparentemente importante de la vida, tenga prioridad sobre la Palabra. Que había elegido la muerte, no la vida.

Ves lo fácil que es caer en esto?

Ahora bien, se lo que estás pensando: “si no me paso todo el tiempo cuidando el negocio de la vida, mi vida se vendrá abajo¡”

¿Oh enserio? Marta probablemente pensó que también. Probablemente pensó si ella no cocinar la cena para todas aquellas personas, que pasarían  hambre. Pero ellos no tendrían. Jesús había alimentado milagrosamente a multitudes antes y podría haber hecho de nuevo en la casa de Marta.

No cometa el error que Marta tuvo. No te enredes en el negocio de la vida al punto de elegir la muerte. Decide poner la Palabra en primer lugar. Elige la vida!

Posted in Desatar Fe

noviembre 25th, 2017 by aga19682908

Pero la persona que se une al Señor, es un espíritu con él.

(1 Corintios 6:17)

 

Te has unido a Dios al recibir a Jesús como Señor, y donde quiera que vayas hoy… Dios va también!

Como creyentes, tenemos que empezar a ser más consciente de ello. Tenemos que entrenarnos para estar constantemente al tanto de Dios dentro de nosotros, hablando con nosotros, nos enseña, nos asesora, nos da el poder y nos empodera con Él mismo.

Tenemos que recordarnos continuamente que somos un solo espíritu con él. Eso significa que cada vez que nos enfrentamos a un problema, cada vez que nos enfrentamos a un espíritu maligno que trata de influir y obstaculizar nuestras vidas, Dios se enfrenta a él también. Cuando nos encontramos con esas cosas, Dios se encuentra con ellas.

Te animo a que cuando hoy te mires al espejo para vestirte digas: “estoy unido al Señor y me he convertido en un espíritu con él. Cuerpo, donde quiera que vaya hoy… Dios va. Dios está en ti. El poder de Dios está en mi, la sabiduría de Dios está en mi, la victoria de Dios está en mi”.

Di esto todos los días durante muchos días. Sigue haciéndolo hasta que se empieza a desarrollar el hábito de pensar de esa manera. Cultivar una conciencia constante de la realidad de Dios viviendo en ti!

Posted in Desatar Fe

septiembre 26th, 2017 by aga19682908

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

(Juan 15: 5)

Permanecer en Jesús no es algo que viene de forma automática a cualquier creyente. Es un estilo de vida que implica disciplina y esfuerzo.

Tenemos que elegir cada día estar más unido a Él, darle el primer lugar en lo que respecta a nuestra atención.  Si queremos crecer espiritualmente, si queremos caminar en el poder y en comunión con el Señor, vamos a tener que pasar el tiempo diario necesario para  conocerlo.

Eso no es algo que podamos hacer por un tiempo y luego olvidarnos. Hay que seguir en esta disciplina todos los días. Si cada día no nos acercamos más a Él, entonces iremos poco a poco a la deriva en nuestra vida.

Te debes dar cuenta de que este mundo natural en el que estamos está rodeado de impiedad. Tú vives en un cuerpo que es totalmente natural. A menos que tengas un propósito firme de contrarrestar  con la oración y el tiempo diario en la Palabra, tu cuerpo y su mente simplemente cederán a las presiones a tu alrededor y seguirás  el camino del mundo.

Toma la decisión de entregarte a las cosas de Dios. Enfoca tu atención en el Señor. Rodéate de su Palabra. Escucha la predicación y la enseñanza de las cintas mientras te estás vistiendo, mientras conduces al trabajo, la preparación de la cena, trabajando en tu coche, haces ejercicio, limpias la casa y cuando vas a la cama. Escuchar la Palabra de Dios en cualquier momento y en cualquier lugar!

Permanecer en El hoy y cada día.

Posted in Desatar Fe